Estrés y problemas gástricos frecuentes

Sin categoría Añadir un comentario
El estrés es una de las causas que intervienen en el desarrollo de estos cuadros; también influye la forma de comer, el entorno y la composición de los alimentos.

El campo de los problemas gástricos e intestinales es sumamente amplio, pero básicamente está compuesto por dos tipos de trastornos: los orgánicos y los funcionales, que hoy por hoy se encuentran entre los más frecuentes, dado que están favorecidos por el estrés, entre otros factores.

Sin embargo, de acuerdo con el Dr. Ángel Nadales, jefe del Servicio de Gastroenterología del Hospital Universitario Austral (HUA), “también influye la forma de comer, el entorno en el que cada persona se desarrolla y vive, y la composición de los alimentos”. “Los trastornos funcionales sin duda son los más comunes, especialmente el reflujo gastroesofágico, la dispepsia funcional y el colon irritable; aunque también solemos detectar pólipos colónicos y litiasis vesicular”, especificó.

Aclaró que existen muchos estudios que relacionan determinadas comidas con la presencia de pólipos o cáncer, aunque no hay nada absolutamente definido o comprobado. La que sí está probada es la relación entre el Índice de Masa Corporal (IMC) y el reflujo, dado que a mayor IMC, mayores son las probabilidades de padecerlo.

El Dr. Nadales destacó, además, que únicamente el médico tiene la posibilidad de establecer las diferencias entre las patologías gástricas o intestinales, y cualquier otro cuadro. “Para eso existen estudios diagnósticos que el médico indica para confirmar las hipótesis”, refirió.

En cuanto a los tratamientos, Nadales concluyó que depende de los cuadros: los pólipos pueden extraerse por vía endoscópica, pero el reflujo o la dispepsia, por ejemplo, se tratan pero no se curan.

Definiciones breves
Artículo completo

del.icio.us Reddit Slashdot Digg Facebook Google Yahoo Bloglines

Hospital Universitario Austral

Deje un comentario

*